Logotipo Magic Madrid

Tu web de referencia en español desde 2006

Magic Madrid

Por y para jugadores de Magic: the Gathering

Jugando Modern

Publicado en: Mazos,Torneos el 22/03/2012
Autor:

El pasado fin de semana me desquité de no haberme podido presentar al último PTQ de Madrid ni al GPT organizados por Itaca hace dos fines de semana.
Una muela maltrecha me dejó fuera de juego todo el fin de semana y por ende, sin opciones de conseguir los puntos necesarios para clasificarme para los mundialitos (ya que este finde tampoco puedo ir a jugar los PTQs de Sevilla o Zaragoza).

Aún así tenía unas ganas locas de jugar Modern así que acudí al GPT del sábado y a la liga de Modern que organiza Evolution y además, lo hice con el mazo que quería jugar (Gracias al Talibán, a Otto y a Agus, que me dejaron las cartas que me faltaban para armar el mazo): Ru Delver.

Hace ya unos fines de semana fui a pachanguear a Itaca con mi Rb y allí me dejaron este mazo para que lo probara.
El mazo me gustó y me marqué un 4-1 así que ¿Por qué no utilizarlo de nuevo en los torneos de este fin de semana?

El metajuego ha variado un poco desde ese torneo en Itaca. No hay demasiadas Twin. Tron se ha vuelto a poner de moda y hay algún “frikideck” (que no es tan friki como puede parecer) rondando por las mesas. Además tenemos a las UWr Delver hasta en la sopa pero, en definitiva, el mazo no va mal contra el entorno aunque eso sí, tiene algunos pairings perdidos o que al menos, son muy complicados de ganar.

La lista con la que jugué el viernes y el sábado fue la siguiente:

Como veis, la lista se asemeja bastante a lo que es una monored pero incluyendo un splash a azul que es lo que verdaderamente le da calidad al mazo.
Con Serum Visions y Magma Jet, no sólo ayudamos a flipear nuestros Delver of Secrets con mucha más comodidad, si no que además, filtramos lo que vamos a robar, haciendo el mazo mucho más sólido e igual de rápido que lo que puede ser una monored o Rb.

La inclusión de los Delver of Secrets nos dan más opciones de jugar bicho de primer turno y que, al final de nuestro segundo turno, el rival esté a 15 o menos vidas.

Por otra parte contamos con Snapcaster Mage, cuya habilidad de entrar en juego nos permite coger por sorpresa a nuestros rivales arrebatando unas vidas y poniendo una amenaza en mesa con la que no cuentan en sus cálculos.

Ya lo dijimos en el último podcast: “Cualquier mazo con Delver y Snapcaster es mucho mejor” y ésto, amigas y amigos, es una realidad como un templo.

Como decía antes, el meta ha variado respecto al primer torneo con el que jugué esta baraja.
Hay muchas menos Twin, casi ninguna PiF y mucha Jund, Aggroloam, Tron y UWr Delver. Si le sumamos las barajas de Through the Breach y la prácticamente nula participación de jugadores con Hadas, nos queda un entorno bastante aggro, con poco comobo y que sólo las UW Control representan un poco ese toque controlero del que carece el formato hoy en día.

Malos pairings:
Nuestra baraja pierde casi en un 90% de las partidas frente a Past in Flames.
No llevamos suficiente control y no corremos tanto como para finiquitar la partida antes de que nuestro rival se pueda lanzar a combar por lo que, salvo que robemos como los ángeles (Un par de leaks y tierras suficientes para jugarlos), es un pairing que vamos a perder casi con toda seguridad.

Tampoco tenemos buen enfrentamiento contra Tron.
Los Goblin Guide sólo son buenos si podemos jugar más de uno y aún así, corremos el riesgo de darle las tierras que necesita Tron para montar su chiringuito particular.
Si además contamos con que ahora llevan más counters que antes, estamos ante un pairing que se puede ganar, pero que es bastante complicado hacerlo.

El resto de pairings son más o menos asequibles y, salvo que no tengamos muy buenos draws, no nos importará que Jund o Aggroloam nos mermen la mano con sus Inquisition of Kozilek o sus Raven’s Crime. Lo que tenemos que hacer es jugar rápido. Todo lo rápido que podamos y no quedarnos manos lentas ya que, tanto Jund como Aggroloam son mazos que basan sus primeros turnos en retrasar los tuyos pero si logramos correr, son pairings asequibles.
Los pairings frente a mazos de Atravesar la brecha dependerán un poco de que el rival no combine los Through the Breach con Emrakul, the Aeons Torn y de lo que logremos retrasar su juego, principalmente, eliminando todos y cada uno de los aceleradores que nos ponga en mesa (Lotus Cobra, Birds of Paradise y Noble Hierarch) para ir mermando sus vidas con nuestras criaturas y las chispas que no lancemos a sus aceleradores.

Voy ahora a resumiros un poco lo que pasó en los dos torneos que jugué este fin de semana con esta lista para que veáis, con un poco más de información, lo que puede llegar a dar de sí esta lista.

El GPT del sábado empecé el torneo jugando contra Pakillo.
Tras grabar el Podcast 106, estuvimos jugando unas manos y ambos sabíamos como jugar frente al otro.
Yo aprendí a no hacer counter a sus cosas para evitar las trampas y a que tenía que eliminar todos sus aceleradores de la mesa mientras que él sabía que tenía que empezar a pirulear pronto con los Knight of Reliquary si quería ganarme.
Al final gané 2-1 ya que en la segunda partida me bajó su Tech (Trinisphere) y me pilló con poco maná. Sólo podía jugar un hechizo por turno y eso me retrasó lo suficiente como para que sus relicarios me comieran terreno hasta ganarme.

En la segunda ronda palmé frente a Mario Román. Él jugaba UWr Delver y recuerdo que palmé por quedarme atascado a dos tierras en la partida definitiva teniendo dos Volcanic Fallout en mano que me daban la victoria.
Perdí 1-2.

En la tercera ronda me pasó lo contrario. Jugué contra Cristian Retuerta que manejaba UW Control.
Le tuve ganado un buen rato a pesar de que me iba retrasando con Lingering Souls, pero en esta ocasión, me flodee y le dejé creo que a tres o cuatro vidas cuando empecé a robar tierras y más tierras mientras él me iba levantando la partida y acumulando Cryptic Command en mano.
Perdí 1-2.

La última ronda de la mañana me enfrentó a mi amigo Rubén González, quien jugaba Tron y al que no le salió nada bien la ronda.
Le gané 2-0 con comodidad pero, en pachanga posterior, demostró que Tron es un pairing realmente complicado para mi lista si roba medianamente normal.

Tras la comida, volvimos a las mesas de juego y el destino me enfrentó a Carlos Fuentes, que jugaba Monored.
Tuve suerte de robar bien y poderle ganar la primera partida on the draw, dándome eso una ventaja en la ronda brutal.
La segunda partida me atasqué a dos tierras y no pude jugar con soltura mientras Carlos robaba la perfecta combinación de tierras y hechizos para rematar la partida con un Shrine of Burning Rage con 7 contadores.
En la tercera partida sí robe normal, ayudándome a filtrar mis draws con los Jet y las visiones y gané con comodidad.
Gané 2-1

La última ronda me enfrentaría a Esther Trujillo que jugaba Aggroloam y, como ninguno teníamos opción de entrar al Top 8, pudimos jugar sin esa presión añadida, aunque yo hice algún que otro missplay en la tercera partida (Más por falta de rodaje que otra cosa).
En la primera partida la dejé a 1 punto de vida pero mi mazo volvió a darme cuatro robos seguido de tierras y Esther levantó la partida ganándome.
En la segunda creo que ella no robó del todo bien. Me puso complicaciones en forma de Tarmogoyf, pero mis chinches corrieron lo suficiente como para hacer que las chispas la pusieran contra las cuerdas en mi cuarto turno y Esther recogió.
La tercera partida fue de lo más emocionante. Ambos robamos normal y desplegamos nuestras armas en la mesa. Yo robé de mano un Relic of Progenitus y me llegó un segundo de tercer turno gracias a los Scry.
En esta partida la lié dos veces:
1) Me giré de maná un turno haciendo imposible petar una o las dos Relic si hacía falta. No hizo falta, pero podría haber palmado la ronda perfectamente por girarme en mi turno (sin necesidad encima…)
2) Esther bajó una Liliana of the Veil y yo tenía Goblin guide y Grim Lavamancer en mesa. Me obligó a sacrificar una criatura y, sin pensar demasiado, sacrifiqué al Lavamante (teniendo 6 cartas en el cementerio) cuando debería haber sacrificado al Guía que, en cuanto me jugará algún Tarmogoyf iba a ser poro más que un chumpbloquer.
Así fue, me bajó no uno, ni dos, si no tres Tarmogoyf que, en el momento álgido, me obligaron a petar la segunda Relic para que me pegaran de 0 y, si robaba una chispa, poder ganar a la vuelta.
Así fue, robé una chispa y gané, pero esos dos missplays me pusieron contra las cuerdas de una forma absurda ya que la partida, por lo que tenía en mano, en mesa y en el cementerio era una partida que iba a ser difícil que se me escapara pero, como la lié, pues estuve a puntito de palmar la ronda.
Gané 2-1

Al final del GPT me encontré con un 4-2 a favor con la alegría de no haber repetido ni un sólo pairing en las seis rondas de suizo y alegrándome de que no me tocara contra ninguna PiF que, como dije antes, son rondas prácticamente perdidas.

Y así llegamos al domingo, que fui a Evolution a jugar la liga de Modern con la misma lista.
El día no acabó con tan buen resultado como el anterior. Dos noches de farra, a mi edad ya pesan xD. Eso y que el mazo no quiso funcionar del todo bien me dieron un simple 3-3 aunque eso sí, dos de las rondas las perdí por malos draws.

La primera ronda la jugué contra Ricardo Sánchez, que jugaba Past in Flames, mazo frente al que, como he dicho antes, o robas como los ángeles o no le vas a ganar nunca con esta lista.
Perdí 0-2 fácil contra el que se está volviendo mi bestia negra en mi regreso a las mesas de juego (Ya me ganó en el primer PTQ de Madrid).

La segunda ronda la jugué contra Cristian Calero, frente al que ya había jugado también en el primer PTQ de Madrid aunque en esta ocasión no jugaba Humanos, si no una libre adaptación de Jund que, aunque no iba nada mal, no me puso en demasiados aprietos. Yo robé normal e iba filtrando uno de cada tres draws con Scry gracias a los Jet y a las visiones, jugando lo más deprisa que podía las cartas más útiles de mi mano para mermar el poder de sus Inquisition of kozilek.
Aún así, en la segunda partida (Si mal no recuerdo), tuve un par de draws malos que me hicieron perder fuelle pero aún así, contaba con una ventaja bastante abrumadora que Cristian no pudo superar.
Gané 2-0.

La tercera ronda me enfrentó a Alfayate que, como el día anterior, jugaba Tron.
José no tuvo la mala fortuna que tuvo Rubén el día anterior y aunque le dejé en las dos partidas a pocas vidas, me ganó con bastante facilidad, demostrando así que Tron no es buen pairing para esta lista de Ru Delver.
Perdí 0-2.

La última ronda de la mañana me enfrentaría a Luis Llana quien el día anterior se metiera en el Top 8 pilotando su WB tokens y quien el domingo jugó el mismo mazo.
La primera partida estuvo bastante equilibrada. Luis logró poner en mesa un Honor of the Pure y un Intangible Virtue pero mis Searing Blaze marcaron la diferencia, tanto en vidas como en cantidad de criaturas sobre la mesa.
La segunda partida empezó bien para mi, pude controlar a base de chispas su número de fichas en mesa mientras iba pegando con un Delver of Secrets que, cuando se fue del juego (por un Path to Exile) fue rápidamente reemplazado por otro Delver que volteó a la primera gracias a un Magma Jet en mi mantenimiento.

Luis no robó ningún encantamiento y no me hizo falta usar ningún Volcanic Fallout para limpiar la mesa del todo aunque, en el último turno, tuve que pensar bastante para restar, entre el final de su turno y el mío, los 7 puntos de vida que le restaban a Luis, cosa que logré gracias a un chispa a su único flyer+Lavamante a él+Delver+Lamavante a él.
Gané 2-0.

Tras una comida copiosa, estuve echando unas manos con Enric Martí, que jugaba Aggroloam confirmando en todas excepto en una partida que yo no tenía el día.

Le lograba dejar a pocas vidas pero no remataba por que empezaba a robar muchas tierras lo cual me asustó bastante ya que había un par de Aggroloams contra las que no había jugado y estaba convencido de que al menos había otra Jund con la que también me podía enfrentar.
Dicho y hecho, en la quinta ronda me tocó contra Dupuy, quien controlaba Aggroloam y al que no logré ganarle dejándole en la tercera partida a dos de vida y teniendo los dos últimos draws de tierra (Habiendo jugado para dejarle a dos de vida un Magma Jet).
Dupuy esquivó la derrota como si estuviera en Matrix pero no me molestó demasiado perder ya que era ronda ganada si no hubiera tenido un día tan aciago con los robos.
Perdí 1-2.

Última ronda del torneo y me toca contra Pakillo, quien de nuevo jugaba el mismo mazo que el día anterior aunque en esta ocasión no gané 2-1, si no con un 2-0 fácil puesto que ya sabía cómo jugar a la perfección contra él y sobre todo, por que salí fortísimo en las dos partidas evitando que Paco tuviera casi tiempo de respirar.
Gané 2-0.

En definitiva, acabé los dos torneos contento. Salvo los missplays del pairing contra Esther, jugué bien todo el fin de semana y las rondas que perdí fueron por mala suerte o por que eran pairings imposibles.

Me gustó mucho no repetir enfrentamientos en los torneos, lo cual habla muy bien de Modern pues, no repetir pairing en torneos de 6 rondas habla mucho de lo sano que está el formato.

Quiero encontrar alguna solución para Tron, que es un pairing que creo que voy a tener más a menudo de lo deseado y creo que, con algún que otro pequeño cambio, puedo incluso mejorar el resto de pairings exceptuando el de PiF, que creo que necesita de una lista más enfocada al control (O aggrocontrol) para poder ganar a este tipo de mazos algo que, de momento, no creo que haga con mi lista de Ru Delver puesto que, si jugara control, jugaría Hadas y si jugara Aggro control, jugaría Bant.

Me gustaría cerrar esta entrada deseando suerte a todos los que vayan a acudir este fin de semana a los PTQs de Sevilla o Zaragoza y esperando veros en el EvoModern II de finales de este mes.

Besos para ellas y abrazos para ellos.
JMGH.

Si te ha gustado este artículo... ¿Por qué no lo compartes?

Comentarios a esta entrada